Fiebre especulativa

¿Tienes fiebre? Lo más probable es que sí, pero no aquella fiebre de la que normalmente se habla de estar a 40° de calentura, sino otro tipo de fiebre.

Fiebre es, tener un pensamiento o pensamientos tormentosos que desde que aparecen, nada es lo mismo. Es la que llamo fiebre mental, producto del ego o de la paranoia del ego. La fiebre, que realmente te hace daño y de la que con apertura mental, puedes salir.

Fiebre, para que lo entiendas mejor es, autoengañarse, engañar tu ser con una paranoia que echó raíces en tu mente y que cambia tu percepción, tu realidad, haciendo que se vea peor. Así como la fiebre convencional te da dolor de cabeza, la fiebre mental te da dolor de percepción mental. De una realidad insípida para el ser.

La mayoría de fiebres surgen de paranoias, ideas que vuelven una y otra vez, que desde que llegó ya nada es lo mismo.Un filósofo lógico y de ciencias positivas, un cientificista, vaya a donde vaya irá con su fiebre de la lógica, las matemáticas, la solidez, el esquema, el control. Hablarás con él y te dirá que hablas con falacias, que tus argumentos no son correctos; esto es, una marca de fiebre, la fiebre logicista. Un niño de 13 años que no quiera comer verduras, anda en su fiebre infantil, que surgió con el pensamiento que enraizó su odio a los vegetales. Fue mi caso mismo, cuando me di cuenta que lo único que me engañaba era mi pensamiento y no mis papilas gustativas, y en este caso, la fiebre iba de la mano con el prejuicio y el cambio visionario de la realidad. Pienso que son ‘basura’ una vez, se enraiza en mi cabeza, y lo creeré toda mi vida. Toda mi vida engañado febrilmente, cerrándome ,en una neurosis que me consume, y no me hace vivir en el todo sino en lo parcial.

Quizá si nos ponemos a abrir soluciones diría que, hay que tener una buena inteligencia intrapersonal o autoconciencia de sí, de lo que pasa por tu cabeza. Fue mi caso, de nuevo, que me di cuenta de mi fiebre ante los vegetales, y así lo combatí. Esto es, “que para derrotar al enemigo, hay que conocerlo antes” y esta ley del Arte de la Guerra, también se aplica perfectamente aquí. Conoce tu fiebre antes de combatirla.

Sal de ella porque es enfermedad, es neurosis, es también toxicidad buscada, y de nuevo, antropológica. Sólo cabe en la mente humana. Creas fiebres con pensamientos lastrantes, con ideas que se fusionan a veces con tu superflua identidad. Al logicista le molestará olvidar su fiebre, ya que, si la combate humilla su identidad.

Humíllate, a tu ego, y serás curado, ya que sólo tú puedes; tu eres tu ibuprofeno.

Un gran tipo de fiebre que le hizo daño toda su vida. De nuevo producida por el ego y sus vástagos

Un gran tipo de fiebre que le hizo daño toda su vida. De nuevo producida por el ego y sus vástagos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s